Atractivos Turísticos / Parque Nacional Pre-Delta

‹ Volver al listado

Ambientes

El Parque pertenece a la eco-región Delta e Islas del Paraná, la cual corresponde a los valles de inundación de los trayectos medios e inferiores de los río Paraná y Paraguay, e incluye al Delta del Paraná. Protege una muestra de la llanura de inundación del Rio Paraná, conocida como Pre Delta, y con ello constituye una de las escasas áreas protegidas de esta región natural, caracterizada por el variado mosaico de ambientes inundables que la conforman.
Compone un paisaje de islas bajas e inundables que conforman el característico paisaje del Delta: albardones con montes e interiores deprimidos cubiertos de pajonales y lagunas.

El rio Paraná arrastra y deposita los sedimentos, principalmente andinos, que dan origen a las islas, constituyendo un ecosistema complejo y dinámico sujeto a pulsos de inundaciones periódicas. Así ríos, riachos, arroyos y lagunas enmarcan el verde de las islas que conforman el paisaje característico de este parque nacional. A su vez el rio constituye un corredor para la dispersión de la flora y fauna desde la zona subtropical hacia la templada y las condiciones particulares del clima permiten el desarrollo de especies típicas de las selvas subtropicales.

En las islas se pueden diferenciar tres sectores: los bordes altos o albardones, el declive hacia el interior o media loma y la parte central, baja e inundable. Sobre los albardones se desarrollan bosques de timbo blanco, árbol característico de los montes ribereños, y el laurel, distinguible por su brillante follaje. El ceibo agrega el rojo de sus flores, el sauce criollo sus esbeltas ramas y el pacara su corpulencia. Este último también recibe el nombre de oreja de negro por la forma de sus frutos.
Hacia el interior de las islas, en la media loma, se encuentran extensos pajonales de un pasto de gran tamaño, la paja de techar, además de plantas como las serruchetas, en la base de cuyas hojas, de punzantes espinas, viven pequeñas ranas.
Al ser más bajo que el albardón, el interior de las islas frecuentemente se inunda. Las lagunas y madrejones (antiguos cauces del rio) están cubiertos por una variada vegetación flotante, principalmente helechitos y repollitos de agua. Los acompaña el irupé, de enormes hojas circulares y bellas flores asomando al ras del agua. En estos ambientes se ha detectado la presencia del yacaré ñato y de la ñacanina amarilla.

No es difícil adivinar la presencia de los coipos o nutrias por las sendas que dejan entre las plantas flotantes. Junto al lobito de rio y al carpincho, el mayor roedor del mundo, forman parte de los mamíferos asociados al agua que se encuentran refugio en el parque, ya que son perseguidos fuera de el por el valor de su piel o buscados por su carne.
Son las aves, sin embargo, las más fáciles de observar por su abundancia y comportamiento. Distintas especies de patos aprovechan las lagunas, mientras que en las partes menos profundas el carau emplea su largo y fuerte pico para capturar grandes caracoles. Bandadas de garzas blancas se recortan contra los verdes de la vegetación, y no falta el sonoro matraqueo del Martín pescador grande que se ah convertido en la especie emblemática del área protegida. Gráciles jacanas o gallitos de agua caminan sobre a vegetación flotante gracias a los largos dedos de sus patas, mientras el grito de los ipacaes saluda la puesta del sol tras los ceibales.

Dirección de Turismo - Municipalidad de Diamante
Ex Casa del Ejército (Echague y Eva Perón) | CP 3105
Consultas +54- 0343- 498.1244 Interno 137
E.Mail: turismodiamante@hotmail.com | Contacto

© 2017 | Sitio oficial de turismo de Diamante - todos los derechos reservados